Estegamitas por doquier

Aún no conocemos claramente el porqué de la escasez de las estegamitas, es decir, cual es la razón para que se hayan encontrado únicamente en unas pocas cuevas. Quizás una de las razones es que no se había investigado lo suficiente hasta el momento. De hecho, desde que se descubrió la Cueva de las Estegamitas, y a partir de la divulgación de los hallazgos de estos peculiares espeleotemas en España, el equipo de investigación ha descubierto o recibido información de la existencia de algunas cuevas, ubicadas en la zona sureste de la península ibérica y en las islas Baleares, en las que pudieran existir algunos ejemplares aislados, actualmente en estudio.

Afortunadamente, en la cueva de las Estegamitas ocurre lo contrario, estas son muy abundantes. Sin embargo, la distribución espacial de las estegamitas no es homogénea, se encuentran asociadas a ciertos lugares concretos de la cueva.

La mayor parte se concentran en torno a una de las salas más grandes de la cueva, la denominada sala de Día. También en la parte más distal de la actual boca de entrada, en la zona conocida como la galería de la Mariposa y la galería de las Espinas, aparecen algunos ejemplares.

Uno de los aspectos fundamentales que permanece por investigar es si, además de la presencia de sedimentos detríticos en el suelo cubiertos por una capa de calcita, existen algunos condicionamientos ambientales que hayan permitido su génesis y crecimiento en determinados lugares específicos. En este sentido, la estabilidad ambiental de la atmósfera de la cueva es fundamental para su conservación, así como asegurar que la zona donde se produce la infiltración de agua desde la superficie no se ve alterada, por lo que el establecimiento de un perímetro de protección en el exterior y el control del acceso a la cavidad se consideran medidas imprescindibles.

Scroll al inicio